La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

7 abril, 2014

Un mundo en cada libro

Filed under: Diálogos de blog en blog. — Nicolás Doncel Villegas @ 14:51

Sobre libros y abrazos: Si el libro que has elegido (como el hombre o la mujer) no te abraza… búscate otro.

Antoniomm:

Ha terminado la rotación de la secadora antes de que acabara el cuento. En veinte minutos he estado completamente sumergido en otro mundo. Cómo no va a gustarnos tanto la literatura.

Nicolás:

Me asomo a otro mundo mientras me asomo por una ventana de una oficina de la calle de los Doradores. He visto una escena de pugilato, veo muchas veces la monotonía de la vida diaria, me han llegado sonidos de canciones, veo pasar gentes que parecen ser siempre las mismas, luces que dan a la calle distintas tonalidades, he oído el sonido de la campanilla del tranvía de una calle cercana y me he apartado creyendo que iba a ser atropellado, a veces escucho conversaciones íntimas… Me asomo a la calle de los Doradores y me imagino en “las grandes avenidas de los parques imposibles”.

Blog de Antonio Muñoz Molina – Asomarse a un mundo – 4 de abril de 2014

******************************

clip_image002PS. Lo anterior es un ejemplo de la inmersión (ese término tan de moda para los no submarinistas pero sí para los nacional-lingüistas) al que la literatura te lleva cuando lees un libro en el que te sumerges junto al protagonista o junto a algún personaje secundario. Te asomas a la ventana de ese edificio de la calle de los Doradores (Libro del desasosiego – F. Pessoa) y ves el mundo como lo ve el protagonista. Estás ahí junto a él.

Tiene la literatura esa capacidad, la de identificarte tanto con algún personaje que pareciera que lo conoces desde siempre. Cuando una novela te agarra te adentras en esa historia y formas parte de ella. Conoces a las gentes que por allí transitan, vives sus cotidianidades y sus excentricidades, ríes o lloras con ellos, te identificas con quienes son ficción incluso mucho más que con algunos de los que están cerca de ti en la realidad. Cierto que no siempre ocurre así, que hay veces que comienzas a leer una historia y eres incapaz de adentrarte en ella, te sientes extraño y distante. Entonces lo mejor es cerrar el libro y cambiarlo por otro. Nadie está obligado a leer una historia con la que no disfruta.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: