La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

23 marzo, 2014

Delegada, ¡churros!, poesía y escolarización

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 11:49

1. El lunes a las once y media estaba anunciada la visita de la Delegada Provincial de Educación. Como no había oído el jaleíllo que acompaña a este tipo de presencias superiores salgo al recreo y pregunto si ha llegado ya la señora delegada. Me responden que acaba de marcharse. Lástima. Desde que vino el obispo, con recibimiento casi ecuménico, nadie más de tan alto rango y cargo se había pasado por el colegio. Mi gozo en un pozo, porque me hacía ilusión haberla conocido, aunque solo hubiese sido de vista. Como bien es sabido los súbditos suelen asomarse para ver el paso del cortejo real.

clip_image0022. El miércoles fue el día de San José. Hace años tal fecha era festiva. Como ahora no lo es José nos invitó a toda la clase a churros y chocolate (¿recuerdan aquello del junco churrero de la semana pasada?). Riquísimo todo. Aunque algunos, después del recreo, sufrieron de ardores y males estomacales debido a su afán por repetir, no el curso sino aquello a lo que fuimos invitados.

3. El jueves día 20 llegaba la primavera (pero maestro, ¿no es el 21 cuando comienza?) y el viernes era el Día Mundial de la Poesía. Para conmemorar ambos acontecimientos (astronómico-estacional uno, poético-literario el otro) trabajamos un par de poemas: un clásico (Primavera, de Antonio Machado) y uno divertido (La bicicleta, de Eduardo Polo). En el Blog de la Biblio he dejado constancia de ello. Haced click en la imagen de la izquierda y podréis leerlo. clip_image004

4. Antes, cuando había quintas de soldados, aquéllas guardaban cierta relación con las promociones de escolares, salvando la enorme distancia que existe entre una escolarización educativa y un reclutamiento militar. Me refiero, bien sûr, a que ambos hechos eran coincidentes en agrupar a una serie de personas por su año de nacimiento. La infancia y la adolescencia pertenecían a la promoción estudiantil tanto como la juventud a la quinta de soldado. Y como en aquellos tiempos la diferencia de sexos estaba bien marcada, las niñas estaban separadas de los niños en el colegio y las jóvenes (luego jóvenas) no hacían el servicio militar, uno era encuadrado de por vida en tal promoción o en tal quinta. Y a qué viene todo esto se preguntará el lector. Pues a que estamos en el mes de la escolarización para el próximo curso y he encontrado este vídeo, que me ha gustado, sobre el asunto:

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: