La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

19 enero, 2014

“Algunos de nosotros creemos que podemos cambiar las cosas” (Profesor Henry Bathes).

Filed under: Tizas de colores — Nicolás Doncel Villegas @ 10:29

clip_image0021. Si al comenzar el curso uno tiene la suerte de que le toque, o de elegir, un grupo de alumnos motivados, trabajadores, intelectualmente bien capacitados… es como si alguien recibe una buena herencia compuesta por viviendas y terrenos libres de cargas. También puede ocurrir que uno reciba algunos alumnos que llevan consigo adaptaciones curriculares. Entonces uno piensa que ha recibido una herencia con hipotecas. Así es la vida, así es la escuela.

2. “Según algunos estudios, el TDAH (trastorno por déficit de atención e hiperactividad) es el trastorno psiquiátrico de mayor prevalencia en la infancia y llega a afectar hasta a un 5% de los niños en nuestro país.”

¿Solo un 5%? A mí cada vez me parecen más. Debe ser el TATS (trastorno acumulativo de trienios y sexenios).

Click en la imagen para leer el artículo.

3. “Basándome en lo poco que sé acerca de la misma, su infancia no parece que fuera extraordinaria. No fue un alumno especialmente bueno en la escuela y si se distinguió por algo fue sólo por sus travesuras. Al parecer no tenía miedo a enfrentarse con la autoridad, y de ser cierto lo que contaba, entre los seis y los doce años estuvo en un continuo fermento de sabotaje creativo.”

Leviatán – Paul Auster

4. Durante el mes de enero estamos teniendo dos enemigos a batir: la gripe y las divisiones con dos cifras en el divisor. Para mitigar los dolores de cabeza inventamos pareados. Uno de los más aplaudidos ha sido el que sigue: El pirata tiene un sombrero / y canta el porompompero. Influencias de Espronceda y de la poesía popular, diría el crítico literario.

5. Odio el papeleo inútil (¿hay algún papeleo que no lo sea? – Sí) porque me roba tiempo y energías que bien podría dedicar a tareas más agradecidas. Por ello alargo en el tiempo su cumplimentación hasta que la autoridad competente me apremia a cumplir con mi obligación de esclavo de la burocracia. Si ese papeleo es el escolar la sensación es la misma pero acentuada, pues pienso que no hay nada más contradictorio que dedicarse a enseñar-educar y tener que “empapelar” todo lo que se hace (incluso lo que no se hace). Esta semana ha sido una de esas: parte de incidencias, solicitudes de refuerzos, acta de evaluación… Afortunadamente también he preparado otro papeleo útil: controles de evaluación, mapa de Andalucía…

6. Hace unos día vi la película titulada “El profesor”, interpretada por Adrien Brody, ese actor que quiso ser Manolete. No me gusta ver cine relacionado con la enseñanza porque es como si se llevara uno a casa más trabajo de la escuela, pero de cuando en cuando se cae en la tentación.

La película va sobre la vida de un profesor sustituto, y comienza como ocurre en estos casos: alumnos descarriados ante maestro entregado a su quehacer. Y termina como también debe de ser: alumnos entregados al profesor que, cumplida su misión, debe marcharse. Al fin y al cabo se trata de cine. Pero entre principio y final la película muestra el drama de los profesores fuera (y dentro) de su centro de trabajo: desencanto, frustración… Malos tiempos para la lírica, que cantaba el desaparecido Germán Coppini.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: