La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

5 diciembre, 2013

Condecoraciones de papel

Filed under: Diálogos de blog en blog. — Nicolás Doncel Villegas @ 16:08

clip_image002

Antoniomm:

Unos recuerdos y un poco de Camus

El otro día estuve en Madrid con José Ramón Rekalde y María Teresa Castells. José Ramón habla con dificultad, después de todas las operaciones que ha tenido que sufrir, por culpa de aquel asesino que estaba esperándolo en la oscuridad a la puerta de su casa, y que le disparó un tiro en la cara. José Ramón habla con dificultad y con lucidez apasionada, con firmeza democrática y sin rencor. A María Teresa le debo, sin que ella lo supiera entonces, muchas horas de refugio en su librería Lagun de San Sebastián, cuando yo era soldado de Infantería, refugio contra los inviernos cantábricos y contra la intemperie de mi condición. Los escaparates de Lagun los rompían con igual saña los guerrilleros de Cristo Rey y los patriotas del hacha y la serpiente.

Lo que dijo Camus con respecto a Argelia es perfectamente válido en cualquier situación: “Cada lado usa los crímenes de los otros para justificar los de los suyos”. “Es dañino e indecente condenar el terrorismo en compañía de gente cuya conciencia encuentra tolerable la tortura”. O viceversa.

Nicolás:

En “la intemperie de mi condición” de soldado de infantería en aquellos finales de los setenta, aterido por las noches frías de enero y agobiado por el asfixiante calor del verano cordobés, asustado por los gritos de los mandos militares que veían cambiar su mundo, temeroso por la incertidumbre de la situación política, escuché a soldados de mi compañía (en el cuartel de Lepanto) susurrar su alegría por algunos atentados etarras. También oí a otros, no en voz baja sino elevando el tono para que algún suboficial que anduviese cerca pudiese escucharlo, pedir que el ejército volviese a sus asonadas y pusiese orden en el desmadre que para ellos estaba suponiendo pasar de un sistema dictatorial a uno democrático. Entre esos susurros y esas voces (el escenario jugaba a favor de estos últimos) uno tenía la sensación de encontrarse en un fuego cruzado. A todo ello se unía la inconsciencia (¿propia de la edad?) y el desconocimiento de no saber calibrar exactamente hasta dónde podían llegar aquellos patriotas del norte que todavía eran vistos por muchos como luchadores contra el franquismo y sus herederos, y hasta cuánto sería capaz de golpear ese ejército que contenía en sus esencias una educación golpista y militarista (y esto último no es una perogrullada cuando de aquel ejército hablamos).

Pasó el tiempo y unos siguieron matando (y más) hasta hace muy poco; los otros intentaron su alzamiento chapucero y televisado (afortunadamente) que tanto miedo produjo. Y más adelante, aquellos siguieron matando (y más) hasta hace unos días y los otros fueron reconvirtiéndose (los fueron reconvirtiendo) hasta llegar a ser hace muy poco una de las instituciones mejor valoradas por la ciudadanía (¡si alguien me lo llega a decir en aquellos días de Lepanto le hubiese acusado de locura militar!).

En fin, algunos recuerdos y un poco de… Hesse. Durante aquellos meses fue uno de los autores que aliviaban la “intemperie de mi condición” :

“Con enorme perseverancia los ejércitos seguían enfrentados, y pese a que la penuria de materias primas obligó a fabricar condecoraciones de papel, el valor militar no había menguado de forma sensible.”

Si la guerra dura dos años más – (Hermann Hesse).

Blog de Antonio Muñoz Molina – 29 de noviembre de 2013

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: