La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

4 noviembre, 2013

Con doña Jimena en un castillo calatravo (1/2)

Filed under: En otro lugar — Nicolás Doncel Villegas @ 19:21

En los últimos años aprovecho el puente de Todos los Santos and jalogüin (casi siempre hay puente o alargamiento del weekend) para dar un paseo a algún pueblo que destaque por su producción de dulces navideños. No es idea mía sino de mi santa. Y como uno no puede resistirse ante ideas tales, dada su condición de obediente esposo y goloso confeso, acata con gusto tal propuesta. Hace dos años la visita fue a Rute (Córdoba), el año pasado a Estepa (Sevilla) y este año a Alcaudete (Jaén). Es como realizar un Grand Tour del Romanticismo y la Ilustración pero convertido en un Pequeño Tour Interprovincial de la Almendra y el Azúcar.

clip_image002Alcaudete es un pueblo de la sierra sur de la provincia de Jaén. Llegamos a él tras atravesar un mar de olivos (expresión tan tópica como necesaria en este caso) en una mañana de otoño soleado que invita al paseo. Subimos caminando por calles casi solitarias pues es día festivo y las gentes del lugar no parece que hayan madrugado. Casas de gran prestancia están abandonadas, con balcones cerrados y el deterioro adueñándose de sus fachadas. La Fuente de la Villa me trae recuerdos de cuando siendo niño eran habituales las fuentes en distintos lugares de mi pueblo. Poco a poco la modernidad las fue haciendo desaparecer. Cruzamos bajo el Arco de la Villa (siglo XVI) tras dejar atrás la plaza del Ayuntamiento, que llaman Plaza del 28 de Febrero (qué poco me gusta que las calles y plazas tengan nombre de fechas, sean las que sean) y seguimos subiendo hasta llegar al castillo. Podríamos haberlo hecho en coche pero el pasear aviva los sentidos y le hace a uno disfrutar de las vistas que se pueden ver desde la explanada que culmina la subida. Y de la hermosa fachada plateresca de la iglesia de Santa María, que antecede como edificio religioso al militar que vamos a visitar.

Antes de entrar he observado varios carteles que me han hecho recordar el libro de Juan Eslava Galán, titulado “El Paraíso perdido. Ruta de los castillos y las batallas”, pues en ellos aparecía la misma rotulación que da nombre al subtítulo dellibro. En él cuenta Eslava Galán: “Este lugar y castillo, situado estratégicamente en el ca­mino antiguo del Guadalquivir a Granada, tuvo su importancia en época califal, especialmente como plaza rebelde de los muladíes de Ibn Hafsun. Las tropas de Córdoba tuvieron que conquistarlo, con fatigas. Luego los almohades intuyeron que iba a ser muy disputado y lo fortificaron con una muralla y un castillo de tapial que casi borraron las huellas de las defensas califales.

-¿Y fue disputado?

-Mucho. En 1245 Fernando III lo prometió a la Orden de Calatrava cuan­do se conquistase. En medio siglo el castillo cambió varias veces de manos, conquistado por unos o por otros.”

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: