La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

4 agosto, 2013

Mensajes en busca de una botella (91-100)

Filed under: Mensajes en busca de una botella — Nicolás Doncel Villegas @ 10:56

Hay huellas que uno va dejando en la arena de la playa y que se borran con la llegada del incansable oleaje.

Hay mensajes que uno lanza al mar en busca de una botella que los acoja.

Estos que vienen a continuación son las huellas que uno ha ido dejando en el caminar del mundo enredado, los mensajes que lanzó a ese mar de redes, y que encontraron acomodo en botellas de messengers, facebooks, blogs, etc. Son expresiones de un instante, reflejos de una manera de sentirse, tonterías de un momento dado, desahogos de una presión no arterial…

91 – Si ha de volver el tiempo de los chapuces quizás sea porque en los últimos años se han hecho muchas chapuzas.

92 – Las estrellas no conocen el color de los ejércitos.clip_image003

93 – Nunca he volado, aunque cierta vez me hicieron creer que sí.

94 – Para qué más mártires que los que están obligados a serlo.

95 – El enemigo no siempre está detrás de la colina.

96 – Hay quien pone en duda todo aquello que no sean sus propias convicciones delirantes.

97 -El ser de un hombre no debe perderse por callejones traseros.

98 – Cuando el poder tiene prisa, el tiempo pasa fugaz.

99 – Nunca he sentido el vértigo del peligro inminente e inesperado que me haga correr hacia la salvación.

100 – El hombre, desde que es hombre, ha sentido la necesidad de agarrarse al asidero espiritual más próximo.

clip_image001clip_image001[1]

Anuncios

4 comentarios »

  1. Querido Nicolás:
    Otra vez enhorabuena (la de un escritor vale el doble que la de un lector). Por aquí, para seguir con interés tu obra, apareceré más que por el reino tenebroso de un escritor luminoso, donde mi persona recibe paradojas, odios infantiles y una punta de gregarismo.
    Veo que te gusta el aforismo y que también lo practicas con ingenio. Te interesará, entonces, conocer el “Arca de las palabras”,del gran Trapiello, de quien leí un buen día “Las armas y las letras” y lo convertí en un libro de culto. En su blog, que se reiniciará en setiembre, participo con asiduidad. Allí estarás a gusto.
    Te recordaré el jueves, cuando vuelva a la maravillosa Montalvo. A diario me quedo en la de Sanjenjo para evitar las disuasorias caravanas de regreso a última hora de la tarde.

    Comentario por jose cancio — 5 agosto, 2013 @ 22:07 | Responder

    • Gracias por pasarte por aquí, José.
      Lo de “reino tenebroso de un escritor luminoso” podría ser una de las razones por la que te pedía una mayor presencia.
      Lo de mi obra me parece exagerado, muy exagerado. Soy un simple maestro de escuela al que le gusta escribir. Y leer. Gracias por tu recomendación del “Arca de las palabras”. Por “Hemeroflexia” suelo pasarme de cuando en cuando. Lo tengo como enlace en mi blog. Andrés Trapiello es un autor que me parece de gran valía.
      Disfruta de Sanjenjo y playa Montalvo.

      Comentario por donceldevr — 5 agosto, 2013 @ 23:09 | Responder

  2. Si no has leído “Las armas y las letras” te recomiendo que lo hagas cuanto antes, es una verdadera joya literaria. Me lo agradecerás toda la vida, máxime desde tu condición de maestro (una profesión que enorgullece), pues el ensayo es el retrato de los escritores en su relación mutua y con la guerra civil. Resulta del máximo interés descubrir lo insospechado y la villanía de algunos que, como personas, aún gozan del favor popular,(Alberti, Neruda y Picasso). Aunque también se hace justicia a otros, desgraciadamente denostados, como JRJ. En cualquier caso resulta una enciclopedia amena y apasionante que debe ocupar la estantería de una persona culta.
    . Creo, con conocimiento de causa, que escribes muy bien; no te lo digo como un simple halago, sino desde mis muchas horas de vuelo. Distingo enseguida el talento, de igual modo que me ocurre cuando leo un edificio. En diez segundos ya lo puedo calificar.
    Respecto a tu reiterada y afectuosa invitación a reincorporarme al blog de Antonio, compruebo que unos me siguen siendo hostiles y otros se dejan arrastrar, por simple miedo y escasa personalidad. En el desencuentro cada uno tuvimos nuestra parte alícuota de culpa y la frialdad de los correos hizo el resto. Rencor por mi parte ninguno: lo elegante es olvidar y lo inteligente no rumiar.
    Te hablaba de Hemeroflexia y ahora lo hago de El Boomerang,, donde también aparezco con frecuencia, y bajo seudónimo, en los espacios de Félix de Azúa, Vicente Verdú y Rafael Argullol. También de cuando en cuando comento en el de mi colega Bk, estupenda chica.
    Un fuerte abrazo.
    P.D.- Quizá conviniera exteriorizar menos y utilizar un correo privado..

    Comentario por jose cancio — 6 agosto, 2013 @ 0:40 | Responder

    • Leí “Las armas y las letras” y dejé una reseña aquí en mi blog. Puedes leerla poniendo el título del libro en el buscador.
      Curiosamente, además de Hemeroflexía, también tengo como enlace o como RSS el blog de Azúa y el de tu colega BK. Suelo visitarlos pero no comentar. Ahora en verano dispongo de algo más de tiempo pero en cuanto comience el curso en septiembre la escuela y las obligaciones familiares apenas me dejan tiempo. Es por ello que he optado reducir mi vida cibernética al blog de Antonio Muñoz Molina y a éste, que utilizo más como desahogo “espiritual” que con cualquier otra intención.
      Un abrazo.

      Comentario por donceldevr — 6 agosto, 2013 @ 9:17 | Responder


RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: