La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

13 julio, 2013

Desde mi sombrilla 2013 – Vírgenes de tierra y mar

Filed under: Desde mi sombrilla — Nicolás Doncel Villegas @ 19:02

clip_image002

Hay por aquí localidades costeras que son antiguos pueblecitos de pescadores. Aún conservan algunas casas muy pequeñas, muy humildes, testigos de años de penuria y escasez. Por contra, hay también, tierra adentro, otros pueblos que conservan sus actividades agrícolas, cultivos tradicionales, cultivos subtropicales, con gentes que ven el mar desde la altitud de las sierras que se asoman con soberbia a la playa. Esos pueblos agrícolas, situados a pocos kilómetros del mar, han visto crecer junto a la playa urbanizaciones, bloques de pisos, chalés adosados, etc. que han dado lugar a unos pueblos nuevos, pueblos que conservan el nombre propio de aquél que ve el mar de lejos y al que se le ha añadido el apellido “Costa”. Como en aquel anuncio de lavavajillas en el que competían Villaconejo de Arriba y Villaconejo de Abajo, aquí sería Villaconejo y Villaconejo Costa.

Una de las tardes en la que caminaba junto a mi santa me comentaba ésta que en nuestro pueblo del Valle del Guadalquivir van a sacar en procesión a la Virgen del Carmen. Le hago notar mi sorpresa porque siempre me he imaginado que cada Santo o Virgen suele estar ligado al gremio o localización a la que representa. Y la del Carmen es Virgen de mar, patrona de pescadores, nada que ver con campiñas y olivares de mi Andalucía interior. Andábamos buscando las razones de tal deslocalización virginal cuando llegamos al paseo marítimo de uno de esos Villaconejo Costa de los que antes hablaba, y observamos una pequeña ermita que da la espalda al mar y mira hacia la sierra. Es poco más grande que un aula de primaria, paredes relucientemente encaladas, pequeña espadaña con una campana del tamaño aproximado a la de un tren escoba de atracción ferial. Había pasado otras veces por allí pero lo que atrae la mirada del caminante en esta ocasión es otra de esas deslocalizaciones virginales de las que venía hablando con mi santa. En la fachada trasera, la que mira al mar, han colocado un mural con la Virgen y la leyenda: “Nuestra Señora de Fátima, ruega por nosotros”. Si la del Carmen va a procesionar tierra adentro, entre un mar de olivares, girasoles y maizales, bien está que a orillas del Mediterráneo haya una de Fátima, Virgen de pastores lusitanos que nunca vieron la mar océana.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: