La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

13 junio, 2013

Los lápices

Filed under: Relatos — Nicolás Doncel Villegas @ 17:57

 

clip_image0011. El lápiz del acusado tenía punta por ambos lados: una afilada, la otra roma. “Trastorno bipolar”, concluyó el psiquiatra forense.

2. Dejaba caer disimuladamente el lápiz al suelo para mirar entre las piernas de Ágata. Hasta que ella le arrojó el lapicero a la cabeza.

3. En su celda afilaba el pincho de la misma manera que en el colegio sacaba punta a los lápices. Miraba al carcelero igual que a la maestra.

4. Cuando el director del instituto apareció muerto, con la garganta atorada por virutas de lápices de colores, todos miraron a Manolito Alpino.

5. Siete mujeres asesinadas. Y en su casa siete cajas nuevas de lápices de colores. Y en cada caja los lápices morados y rosas…destrozados.

6. Se presentó a una prueba en la Academia de Bellas Artes. Le dieron papel y lápiz.

– Dibuje lo que se le ocurra –le dijeron.

Dibujó un lápiz.

7. Afilaba el lápiz y pinchaba a varias de sus compañeras. Ahora es enfermero titulado y ellas acuden a él cuando tienen algo que inyectarse.

8. Desde niño guardó los restos pequeños de los lápices que gastaba. Cuando se jubiló comenzó a construir con ellos su urna funeraria.

9. Cuando Borja Mª de los Infantes apareció con aquel portaminas bañado en oro Manolín “el Pinchos” afiló su lápiz con esmero.

10. Aquel diseñador de moda utilizaba con igual maestría el lápiz tanto para realizar sus diseños como para dibujar desnudas a sus modelos.

11. Fue dejando un rastro de virutas de sus lápices de colores hasta el borde del precipicio. Justo en el borde le sacó punta al lápiz negro.

12. Su extremada indecisión le hacía firmar con el lápiz determinados documentos: acta de matrimonio, testamento…

13. Cuando el maestro veía que Crispulín sacaba el lápiz negro y guardaba los demás en su mochila mandaba llamar a la psicóloga escolar.

14. Con el lápiz bicolor rojo y azul girando entre los dedos el maestro parecía un juez a punto de dictar sentencia con su mazo.

15. En el colegio sacaba punta al lápiz y se pinchaba en el brazo para probar lo afilado que estaba. Veinte años después la heroína acabo con él.

16. Se hizo un autorretrato a lápiz y carboncillo difuminando tanto su propia imagen que a la muerte le costó trabajo reconocerlo.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: