La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

15 mayo, 2013

La incompetencia de san Isidro

Filed under: Por el pueblo,Varios — Nicolás Doncel Villegas @ 8:40

Andamos sembrando el girasol en estos días, un mes después de lo que hubiese correspondido. La pertinaz lluvia hasta finales de marzo dejó imposible las tierras: humedales que parecían tierras pantanosas, herbazales que descollaban con orgullo su fortaleza… Es por ello que cuando salgo a andar por los caminos de este pueblo donde resido y veo algunas parcelas que no han sido castigadas por el relieve y las abundantes lluvias, tanto como las que nosotros sembramos en mi otro pueblo, no puedo evitar sentir un poco de envidia. En ellas el maíz ya crece sin cesar y el girasol que fue sembrado en su tiempo adecuado, enfila ya por surcos interminables. Hace un par de días caminando con mi santa entre esos campos de trigo espigado y maíz vigoroso mantuvimos el siguiente diálogo:

– Dentro de unos días…san Isidro –comentó MD

– Vaya. A mí me tiene bastante desilusionado. Estoy pensando tirarle algunos huevos cuando pasé por debajo del balcón, en plan protesta por su incompetencia en los últimos años.

clip_image002(Nota aclaratoria: la imagen de san Isidro, subida en un remolque tirado por un tractor, pasa por debajo de mi balcón cada quince de mayo a horas tempraneras, como corresponde a gentes del campo, pues en la calle contigua a la mía vive el Hermano Mayor de la Hermandad. Ahí se reúnen ambos con la banda de cornetas y tambores que acompañará al santo durante toda la procesión.)

– Hombre, eso de tirarle huevos al santo no me parece bien –me recrimina mi santa.

– No pensaba arrojárselos directamente, no soy tan irreverente, pero sí al remolque en el que va subido, para dejar constancia de mi protesta.

– A los santos hay que tirarles flores: rosas, claveles…

– A éste, si uno está a bien con él, le corresponderían espigas de trigo o ramas de olivo. Pero como en los últimos años no ha realizado bien su labor, que es la de proteger a este agricultor de segunda actividad económica, que diría un funcionario de Hacienda, no hay ofrenda floral que valga. No puedo creerme que, por ejemplo, el año pasado nos secara con doscientos míseros litros de agua por metro cuadrado y este año nos haya anegado con mil litros. ¿Es que no conoce eso que se llama sumar y dividir? Podría haber hecho la media aritmética y haber repartido seiscientos para cada año.

– Recuerda que es el santo de la agricultura, no del magisterio –me explica profesionalmente MD.

– Pues bien podría haberse puesto en contacto con el titular del otro ramo, san José de Calasanz, y que éste le hubiese dado unas clasecitas de reparto pluviométrico –respondo buscando una interrelación profesional en el santoral.

– Estaría ocupado rezando en todas las iglesias mientras se encaminaba al campo. Que por eso le hicieron santo.

– ¿Cómo? –pregunto, dado mi desconocimiento de la vida de mi segundo santo protector- ¿Pero este hombre-santo no sufrió martirio alguno? ¿No fue torturado, mutilado, quemado vivo o cuarteado como una vulgar res? ¿No fue desgarrado por los caballos, como san Hipólito? ¿Ni asado y quemado, como san Lorenzo? ¿Ni despellejado en vida, como san Bartolomé? ¿Por qué es santo entonces?

– Pues… porque camino de las tierras en las que trabajaba se paraba a rezar en todas las parroquias, anteponiendo su fe a su trabajo.

– ¿Y qué tenía que decir a eso el dueño de las tierras?

– Nada, el señorito (mi santa utiliza esa expresión que tantas veces he oído decir refiriéndose al terrateniente) no podía tener queja porque se encontraba sus tierras aradas.

– No lo entiendo. Aquí es donde me esperaba el sufrimiento físico, el atroz castigo aplicado por el malvado propietario ante la dejadez del jornalero Isidro. Ya me imaginaba al terrateniente montado a caballo y fustigando (con fusta, nunca mejor dicho) no a su montura sino al orante empleado. Y lo que tampoco comprendo es cómo podían estar labradas las tierras si el bueno de Isidro andaba de parroquia en parroquia en lugar de estar arreando las mulas o lo bueyes besana adelante. Las bestias, se ha dicho siempre por aquí independientemente del tipo de animales a los que se les uncía el yugo para formar la yunta, no creo que comenzaran a destripar terrones sin el boyero que las guiara.

– Unos ángeles araban la tierra mientras él rezaba.

– Acabásemos…No sufrió martirio y le hacían el trabajo. No me extraña que tenga un poco dejada su labor (no puedo evitar usar esta palabra cuando hablo de campo). Se ve que se ha acomodado una vez alcanzada la santidad.clip_image004

– Bueno, también realizó otros milagros. Como el de salvar a su hijo del pozo en el que había caído; hizo subir las aguas para así poder sacarlo.

– Pero tal milagro poco tiene que ver con la agricultura. Por ese podría ser patrono del cuerpo de bomberos o de protección civil…

– Bueno, al fin y al cabo era un pozo. Y el agua de los pozos sirve también para regar el campo.

En estas pláticas, viendo como por la cuneta aún corre el agua que baja del cerro en el que debe haber un venero bien abastecido, hecho manifiesto del descuido pluviométrico que por abundancia ha tenido este año el santo del agro, vamos llegando al pueblo por un camino delimitado por olivos en plena trama, y sobrepasados por las gentes del campo que vuelven con sus tractores cargados con variados aperos tras acabar su jornada sin que hayan contando con la ayuda de laboriosos ángeles.

********************************

PS. Para confirmar mi teoría, hoy 15 de mayo, día de san Isidro Labrador, ha amanecido muy nublado y amenaza alguna lluvia. Pero… qué bien le pueden venir unos litritos de agua al girasol recién sembrado para que tenga una nascencia prometedora. Dicho lo cual, solo me queda decir aquello de: ¡Viva san Isidro Labrador!

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: