La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

11 abril, 2013

Flores de sombra – Aharon Appelfeld

Filed under: Libros — Nicolás Doncel Villegas @ 7:38

clip_image002

Esta es la historia de un superviviente del holocausto nazi, la historia de un chico judío de once años que sobrevive a la barbarie de una singular manera. Hugo, un chico de once años, es trasladado al gueto junto con su familia. Allí verá como es deportado su padre y como toda su gente es cargada en trenes hacia esos lugares desconocidos que luego la historia hará que conozcamos. Mientras eso ocurre Hugo lee a Julio Verne pero la realidad se impone y su madre, ante la inminencia de la deportación, decide salvarlo entregándolo a una amiga, Mariana. Si hasta ahora todo el argumento puede resultarnos conocido por la inmensa cantidad de literatura y cine que sobre el asunto hemos leído o visto, cuando aparece Mariana aparece la singularidad de esta historia. ¿Por qué?

Mariana es prostituta y esconderá a Hugo en una recámara mientras ella, en su dormitorio, “hace su trabajo” para los soldados y oficiales del ejército alemán. El dormitorio de Mariana y la recámara de Hugo son dos mundos antagónicos. En uno hay una hermosa decoración y fragantes perfumes, pero también hay violencia y opresión. En el otro, la recámara, hay frío y soledad, pero también un montón de sueños y recuerdos que Hugo nos va contando en sus interminables noches. Y esos dos mundos, distantes al principio, irán acercándose hasta establecer una relación entre sus dos moradores, una relación que comienza siendo de gratitud, para pasar a ser de amistad y acabar siendo de adoración casi apasionada.

Cuando el desarrollo de la guerra cambie, cuando el nazismo comience a retroceder hacia Alemania, nuestros personajes tendrán que abandonar su refugio (estamos en la actual Ucrania) e iniciar un viaje de supervivencia ante los nuevos guerreros que vienen del Este. Durante ese viaje la relación entre los dos personajes irá profundizándose conforme pasa el tiempo mientras se hacen pasar por madre e hijo, relación que hace al lector sospechar lo que sospechó uno de los campesinos que los aloja: “Una madre no duerme así con su hijo”. Pero todo queda en sospecha.

La novela está escrita en breves capítulos que hacen ligera la lectura. El presente se mezcla permanentemente con los recuerdos de la infancia de Hugo en un contraste chocante, el de la placidez de un pasado cercano y feliz y el de la incertidumbre del presente. La historia, contada a ojos de un niño, necesita disimular en determinados momentos la dureza de la vida de Mariana, hasta que el niño comienza a crecer, no solo en estatura, y a conocer esa realidad de la que no puede huir.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: