La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

19 julio, 2012

Tinado: lugar de las bestias y del “pensaor”.

Filed under: De libros,Retales de recuerdos — Nicolás Doncel Villegas @ 10:21

Otra de esas palabras fantasmas, perdidas en el tiempo, camufladas en una pronunciación personalizada o en una ortografía particular: tinado. La encuentro en la novela “Juegos de la edad tardía” de Luis Landero cuando el protagonista escapa de su rocambolesca historia, creada por su afán de imaginar una vida que no es la suya. En esa huida final Gregorio Olías – Augusto Faroni busca una nueva vida en el campo. En aquel ambiente rural, tan alejado de la vida urbana en la que había llevado una vida tan plana como el electro de una momia, encontramos esta frase: “Le vendieron un pan y medio queso y le dieron alojamiento en el tinado.”

Tinado, ¿qué estancia de la casa es ésa?, ¿qué lugar habitable es aquél en el que una persona puede ser alojada?, ¿será un término del vocabulario local que uno desconoce?, ¿será una especie de bodega, sótano o desván? Consulto el diccionario y encuentro esta acepción: “Cobertizo de ganado”.

Es entonces cuando la memoria actúa y la mente relaciona. El tinado debe ser, es, el “tinajo”. Ese lugar que había en el cortijo y que uno conoció en su infancia. Ese tinajo del que tantas veces he oído hablar a mi padre cuando lo que yo creí que era una cuadra él lo llamaba con ese peculiar nombre. Ese lugar que había tras cruzar el patio y al que se accedía por una pequeña portezuela de madera. Era una especie de nave alargada, ocupando toda la anchura del cortijo, con dos pequeños ventanucos que daban al patio. A lo largo de todo el espacio, menos en la parte central, una fila de pesebres. Delante de estos un espacio mínimo para que una persona transitase por él  y abasteciese los comederos de los animales. Tras los pesebres el espacio suficiente para que las bestias (así se llamaba a los mulos, caballos, bueyes…) pudiesen  comer. Esa nave se continuaba con dos salas separadas entre sí. En una de ellas se les daba cobijo a las crías cuando eran separadas de sus madres y en otra se almacenaba el pienso (trigo de poca calidad, cebada, garbanzos pequeños…) necesario para alimentar a las bestias cuando no era suficiente la paja que se amontonaba en los almiares que se encontraban en la era.

El tinado, el tinajo, era un lugar como del otro mundo cuando uno se asomaba a él. A pesar de estar perfectamente integrado en la construcción del cortijo, su oscuridad, sus olores, le hacían tener un atractivo que para mí resultaba desagradable dada mi poca querencia por el mundo animal, incluido el domesticado. Es por ello que me resulta incomprensible la permanencia en ese lugar durante más tiempo que el necesario para echar un vistazo y alejarse de allí. Y sobre esa idea me viene a las mientes otra palabra singular: “pensaor”. Dicho así uno puede cavilar que tal personaje viene de la estirpe “rodiniana”, ese pensador que reflexiona sobre lo humano y lo divino. Pero no. El “pensaor” era la persona que alimentaba a los animales, incluida una dosis alimentaria durante la madrugada, y que echaba más de un sueño en el “tinajo”. Eran otros tiempos, sí, pero no tan lejanos. Eran los tiempos en los que Gregorio Olías llega a ese lugar en el que le dan hospedaje en el tinado, ergo Olías/Faroni fue por una noche un “pensaor”, un hombre que huye de un mundo real pero también de un mundo pensado, imaginado, y que encuentra refugio en tan singular morada.

Anuncios

Dejar un comentario »

Aún no hay comentarios.

RSS feed for comments on this post. TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: