La Girola (Blog de Nicolás Doncel Villegas)

7 febrero, 2012

La memoria

Filed under: Diálogos en pretérito fraterno — Nicolás Doncel Villegas @ 22:35

Nicolás dice:
ahora estaba con el libro sobre el golpe de Tejero
Andrés dice:
yo lo dejé por la mitad y tengo que terminarlo un día de éstos, ahora que vuelven a estar de moda
Adolfo, Carrillo y Felipe y un rey joven de aspecto bonachón que sabe más que los tres juntos
Nicolás dice:
está interesante pero no me acaba de enganchar, esperaba algo más, debe ser que los recuerdos y sensaciones personales se mezclan con el relato y no acaban de encajar del todo, o encajan tan perfectamente que no hay lugar para el descubrimiento
Andrés dice:
a mí me ocurrió que la exposición tan clara de los hechos y la descripción tan contrastada de los personajes me sirvió de lección, o mejor de repaso de unos acontecimientos que formaban ya parte de una nebulosa de la memoria. Cercas tiene esa virtud de clarificar, propia de un buen maestro, tiene que hacer unas programaciones estupendas este Javier
Nicolás dice:
dónde estabas el 23 de febrero de 1981?
Andrés dice:
creo que en casa, en Castro. estaría estudiando 1º de carrera, lo que no sé es por qué estaba en Castro, tampoco me fío mucho de mi memoria
Nicolás dice:
de la histórica o de la neuronal?
Andrés dice:
de ninguna , ah, me ha gustado mucho tu última entrada ‘Miradas…’
Nicolás dice:
pues es de hace un año, la escribí en periodo de convalecencia postoperatoria mientras Israel invadía Gaza
Andrés dice:
me extrañó el tema, ahora que todo el mundo mira hacia Haití
Nicolás dice:
Lo de Haití es obra de la naturaleza, aunque el hombre ya la hubiera destrozado antes
Andrés dice:
sí, pero el mismo terremoto en Japón sólo causó algunos heridos leves
Nicolás dice:
pues eso te digo, que antes que la madre naturaleza actuara ya estaba el país destrozado, hombre, se podría escribir algo sobre la llegada de los marines, el buque militar que ha mandado España, las declaraciones de Chávez…
yo, por lo pronto, estaré mañana en la mesa de “Un euro por Haití” de mi colegio
Andrés dice:
eso está bien, algo se ayuda y la conciencia descansa

23 de enero de 2010

28 enero, 2012

Los consejos

Filed under: Diálogos en pretérito fraterno — Nicolás Doncel Villegas @ 23:05

Andrés dice:
y volviendo a la lectura, ¿me leo Millenium?
Nicolás dice:
No sé, me explico, he dejado de aconsejar lecturas, me frustra cuando aconsejo alguna lectura
y luego viene el comentario: “sabes, pues aquel libro que me dijiste, lo leí… y…”
últimamente nunca acierto
Andrés dice:
yo estoy ahora con las 900 páginas de ‘El nombre del viento’, y está entretenido pero, como soy mucho de Tolkien, este Patrick Rothfuss me parece que ha traído en exceso al terreno de la realidad la novela fantástica, me parece un poco traidor al espíritu
Nicolás dice:
de qué va?
Andrés dice:
es la historia de un hombre narrada por él mismo en tres días, tres días, tres libros,  tres libros, tres best Sellers, supongo que habrá pensado alguien, ya sea autor o editorial, el personaje es un músico-mago-héroe-asesino de reyes, un hombre odiseico, muy alabado por todos los frikis blogueros
Nicolás dice:
Millenum es una trilogía trepidante, no una gran novela pero sí te engancha, personajes nítidos en su forma de ser, justicieros contra asesinos privados, y entramados aparatos de seguridad estatal que actúan como sectas, pero ya te digo que no recomiendo literatura ni doy consejos sobre amores, son terrenos sobre los que ya no especulo porque lo mismo disfruto con esto que estoy leyendo ahora o con una vieja novela de Muñoz Molina que leí este verano , son literaturas tan radicalmente diferentes…
Andrés dice:
sea como sea lo de la crítica literaria es otra impostura más, es un personaje que te inventas y que a veces miente como un bellaco renegando de un libro que te ha encantado, pero que presupones que no va a pasar a la Historia de la Literatura con mayúsculas, hay que ser un poco eso, como los grandes críticos gastronómicos que siembran el terror por los restaurantes que pasan
Nicolás dice:
yo leí una crítica de Millenium que escribió Mario Vargas Llosa, en la que destacaba los defectos de toda la obra para acabar diciendo que le había enganchado de tal manera que le resultó altamente atractiva, pues eso es lo que tiene
Andrés dice:
entonces, si lo dice Vargas Llosa… no me queda más remedio, aunque es cierto que creo que nunca he acabado ninguno de los libros que he empezado del peruano
Nicolás dice:
pues a ello, Vargas Llosa habla de unas 2.100 páginas, en el pc unas 1.500, pero se leen como se bebe el agua en una calurosa tarde de agosto
Andrés dice:
es lo que tienen estos libros que te gustan tanto que tienes que hablar mal de ellos para no reconocer que eres como la mayoría
Nicolás dice:
yo no hablo mal de ellos, a mí me está encantando leerlos
Andrés dice:
no lo digo por ti, sino por mí
Nicolás dice:
pues no se debe engañar ni a la mujer ni a la literatura, siempre acaban descubriéndote
Andrés dice:
yo diría que siempre acabas confesándolo
Nicolás dice:
ergo, te descubren
Andrés dice:
el problema de escribir es la permanencia, no la sinceridad
Nicolás dice:
pero hablamos de escribir, o de leer?
Andrés dice:
en cierto modo, todo buen escritor debe ser un gran lector, como decía Bolaño, que se leía hasta los papeles tirados en el suelo de la calle, hoy en el programa de Canal Sur Dos sobre libros, de cuyo nombre no puedo acordarme, hablaba una joven novelista cordobesa oriunda del Valle de los Pedroches, autora de ‘La ciudad en invierno’ y ‘La ciudad feliz’, sobre este asunto de la correspondencia leer-escribir, Navarro, creo que es de apellido
Nicolás dice:
la escritora?
Andrés dice:
sí, Elvira, por más señas
Nicolás dice:
el programa es  “El público lee”

17 de enero de 2.010

23 enero, 2012

Arcadia

Filed under: Diálogos en pretérito fraterno — Nicolás Doncel Villegas @ 22:09

Andrés dice:
El artículo de Arcadi me ha resultado un poquito…
Nicolás dice:
pues yo lo suscribo. Además, he visto al “preso político” expresarse después de salir del infierno danés
y me parece otro “salvador del mundo”, de los muchos que prefieren el espectáculo -su espectáculo- a lo que verdaderamente se cuece en la realidad
Andrés dice:
hombre, yo muy de greenpis no soy, no me creo demasiado lo del cambio climático, no tanto, al menos, como un verde, ni tan poco como el primo de Rajoy, pero me encanta que un pinta de éstos se burle del sistema de seguridad de una cumbre como la de Copenhague
Nicolás dice:
las “cumbres” son el espectáculo organizado oficialmente, lo de éstos, es su espectáculo organizado a mejor lustre y brillo de sus oenegés y asimilados; pero de eso a hablar de maltrato, prisión política… hay un largo trecho, se está prostituyendo el lenguaje y el pasado, ahora cualquier cosa es fascista y retrógrado y eso es lo que me enerva
Andrés dice:
he visto al Uralde en la tv diciendo que él asume las consecuencias de sus actos y que no tiene problemas en ir al juicio correspondiente y que si tiene que ir a prisión, que irá, en plan mártir por salvar la tierra,
pero, sea como sea, insisto en que tengo que ponerme de parte de esta gente, porque lo contrario sería ponerme de parte de los otros y eso sí que no puedo, porque ya estoy harto de que me engañen los poderosos y prefiero que me engañen los que no lo son
Nicolás dice:
pero yo ya sé que los otros me engañaban, me engañan y me engañarán, pero, ¿éstos?… en fin… voy a cenar antes que las lluvias del calentamiento global acaben con todo
Andrés dice:
por cierto, Arcadia es el lugar donde Virgilio emplazaba los pastores enamoradizos de sus Bucólicas, un paraíso literario que dará lugar con el tiempo al tópico del locus amoenus, en manos de Horacio y Garcilaso, pero las Espadas de Arcadi parecen poder hasta con los tópicos cuánto más con los paraísos lejanos

9 de enero de 2.010

18 enero, 2012

Las influencias

Filed under: Diálogos en pretérito fraterno — Nicolás Doncel Villegas @ 21:26

Andrés dice:
me has hecho enfrascarme en la lectura digital de Anatomía de un instante, a la vez que releo en formato libro Soldados de Salamina y me está gustando la sencilla sobriedad, el didacticismo de maestro de escuela de toda la vida y el estilo entre periodístico y novelesco de Cercas más de lo que esperaba; como dicen los entendidos, es un buen escritor, aunque no sea un gran escritor. Hablando de otro tema, me ha encantado tu última entrada
Nicolás dice:
no me halagues, que este año no estoy de postoperatorio
Andrés dice:
no, en serio, no se pueden decir más cosas con menos palabras; por cierto, ¿sabes por qué le llaman pérfida Albión a Inglaterra?
yo creo que se debe a unos famosos acantilados de caliza blanca que es lo primero que se ve cuando arribas en barco a la isla triangular, como la definía Julio César
Nicolás dice:
esos son los acantilados de Dover, estoy viendo que Albión es el nombre que utilizó Ptolomeo para referirse a la Isla
Andrés dice:
eso en cuanto a lo de Albión del latín albus, -a, -um, blanco, en cuanto a la perfidia británica, habría que rebuscar en el siglo de Oro
Nicolás dice:
Agustín Louis Marie de Ximénez, poeta y diplomático francés de origen español es el que le puso el mote
en el siglo XVIII, lo de pérfida es más antiguo, pero junto con Albión… desde entonces
Andrés dice:
yo siempre lo he asociado al fracaso español ante sus costas y a los piratas y corsarios que depredaban nuestros barcos de Indias
Nicolás dice:
nuestros barcos depredadores de Indias
Andrés dice:
deben ser ideas que me transmitió don A. P. y  B.
ahora ya nada de eso vale teniendo a mano la Wikipedia
Nicolás dice:
son otros tiempos
Andrés dice:
pero las clases magistrales de don A, por muy llena de hipérboles aderezadas de alguna que otra mentirijilla piadosa para con España, una grande y libre, siguen pareciéndome más interesantes que lo que la Wiki quiera hacerme saber-creer
Nicolás dice:
es la influencia “maligna” de los maestros sobre los que antes éramos ingenuos infantes, ahora eso ya es imposible. Yo, los años que estuve en Cardeña dando Sociales siento que alguna influencia de esa dejé, pero aquellos eran otros niños; un día un compañero de allí me comentó que su hija iba a estudiar Historia del Arte y me dijo que se temía que mis clases de la segunda etapa de EGB, con tanta diapositiva y trabajos de Arte,  habían tenido algo que ver; le respondí que lo sentía mucho.
Andrés dice:
es el mejor elogio que se puede hacer de un magister
Nicolás dice:
pues sí, pero el futuro incierto que le esperaba a la muchacha…
Andrés dice:
esa era su decisión, hay que respetarla y animarla, incluso podría acabar siendo el personaje de algún best-seller, sea a nivel mundial, sea a nivel local
Nicolás dice:
Dan Brown o Julia Navarro
Andrés dice:
acertaste la primera
para la segunda opción, la local, te recomiendo el libro del ínclito escritor castreño Antonio Jiménez de Castro que en su obra ‘La mirada del Omeya’ emula al anglosajón Daniel Moreno
no obstante, debes leerlo, está entretenido
Nicolás dice:
no estoy para muchos deportes de riesgo , pero por leer… me arriesgo hasta con los prospectos
el problema es que no tengo tiempo para leer tanto, me sigue gustando ver la televisión, la girola me entretiene, tengo que salir a andar cuando no llueve… y las obligaciones familiares
así que me falta tiempo
Andrés dice:
yo a las once estoy en la cama, con un libro en las manos que apenas sobresalen del embozo de la cama y un sueño repentino en los párpados, que el Doctor Pasavento de Vila-Matas tiene unos efectos similares a Morfeo siendo como lo es, una muy buena novela
Nicolás dice:
Vila Matas no lo he leído, aunque he visto que Auster lo tiene entre sus escritores españoles preferidos
Andrés dice:
son tal para cual, son autores que están en una línea de literatura-metaliteratura-autobiografía intentando continuamente descifrarse a sí mismos a la vez que caminan por la cuerda floja de la realidad-ficción
Montaigne y Kafka son sus clásicos y muchas veces su objetivo es la desaparición del sujeto
otro tanto le pasa a Bolaño del que también leí algunas cosas este año que acaba; Borges, Cortazar, Bolaño es otra posible secuencia
Nicolás dice:
cambiando de tema, pero no tanto, ¿qué son “cenizas del paraíso?
Andrés dice:
quizás tú hayas visto la película
Nicolás dice:
no, o por lo menos no recuerdo
Andrés dice:
es una película argentina, el argumento lo cuento en un parágrafo de lo que he escrito
puedes buscar en internet, ahí vienen muchos datos al respecto
Nicolás dice:
estoy leyendo el argumento
Andrés dice:
pero lo que más me llamó la atención de la peli, sin saber todavía entonces que era una peli, fue su música
el tema principal, supongo me encantó, realmente escuché esa música un día que estaba haciendo un ppt sobre Troya y decidí incluir una música para las primeras diapositivas que eran como una introducción
busqué entre la música griega que me había descargado con el Ares y que nunca había escuchado
y probando, probando me encontré con este archivo, lo escuché y me gustó tanto que lo pinché para lo de la presentación.

31 de diciembre de 2.009

12 enero, 2012

Millenium

Filed under: Diálogos en pretérito fraterno — Nicolás Doncel Villegas @ 22:57

Andrés dice:
qué lees?
Nicolás dice:
casi me da vergüenza decirlo; o por el contrario enorgullecerme de ello: el segundo de la serie Millenium
Andrés dice:
tengo ganas de leer la trilogía, a ver qué tal es, se la regalamos a mi cuñado Juan por su cumpleaños
y estaba esperando a que alguien me dijera si vale la pena
Nicolás dice:
como literatura de entretenimiento está bien pero nada más que eso, intriga y acción sin más
yo estoy acabando la segunda, en estos días de vacaciones he leído la primera y casi la segunda;
fácil de leer y engancha
Andrés dice:
y cuál es el tema?
Nicolás dice:
un periodista de la revista Millenium se ve envuelto en historias de crímenes y se pone a ello, a investigar,
en la primera por encargo, en la segunda por amistad; el otro personaje es una chica asocial, pero con una inteligencia superdotada, que trabaja en una agencia de seguridad, pero que va por libre
Andrés dice:
bueno, quizás sea un poco tarde, porque esto de los best-seller tiene su momento, si los lees un año después ya nadie habla de ellos  porque hay otros títulos de moda
Nicolás dice:
pues yo prefiero leerlos siempre que ha pasado “la ola”, así trato de ver si realmente merece la pena;
con el famoso Código hice eso y cuando lo leí sufrí fuerte decepción; en cambio con Alatriste, tuvo el efecto contrario, me los engullí los seis este verano y me supieron a poco.
Con Millenium tuve mis sospechas cuando hace unos meses Zapatero visitó Suecia y hablo bien de la trilogía delante del primer ministro de Allí, pero noté que lo hacía por cumplir; cuando un periodista le preguntó, se notaba que no los había leído, así que por ahí me incliné a leerlos
Andrés dice:
yo leí alguna novela de suspense sueca, creo recordar, una tal Henning Mankell, la obra se titula ‘La quinta mujer'; creo que últimamente han proliferado los escritores de novela negra en los países nórdicos
Nicolás dice:
yo espero terminar el segundo y leer el tercero de Millenium; luego, para compensar, tengo ya  “Anatomía de un instante”, lo ponían como libro del año en el suplemento de El País

29 de diciembre de 2.009

7 enero, 2012

La arqueología

Filed under: Diálogos en pretérito fraterno — Nicolás Doncel Villegas @ 23:38

Andrés dice:
nosotros estuvimos esta mañana en Ategua visitando las ruinas, qué destrozo, eran unas magníficas ruinas y en diez años han hecho más daño que en los mil anteriores
Nicolás dice:
quiénes?
Andrés dice:
una valla perimetral y unas toneladas de hormigón en manos de unos ineptos
ah, y una excavadora que ha convertido en un erial lo que antes era un montón de piedras con historia
entre la consejería de cultura, y lo escribo con minúsculas a posta, la asociación Ategua y no sé qué instituciones más han dejado aquello hecho una pena, antes estaba abandonado y la madre naturaleza y las cabras (entre las que incluyo a los expoliadores aficionados) mantenían una incuria salvadora
pero desde que estos pretenciosos han tomado cartas en el asunto no han hecho más que meter la pata
pero todo sea por la limosna de un presupuesto o una dotación o lo que sea. Si Julio levantara la cabeza!
Nicolás dice:
pero la Asociación Ategua, ¿no era la organizadora del acto de hoy?
Andrés dice:
Exacto, pero allí era todo politiqueo y paella, por cierto el arroz con magro estaba muy bueno, pero pasado
Nicolás dice:
hombre, lo de la paella nunca viene mal
Andrés dice:
para esas cosas siempre hay presupuesto
Nicolás dice:
lo que sí vi en la página del acto es que eran unas Jornadas con mucho rojerío ¿O no? Mucho personal de IU, sindicatos…
Andrés dice:
sin duda, era como la logse,  la loe y la lea juntos pero en arqueología
Nicolás dice:
desconocía yo esa relación arqueológica-política
Andrés dice:
la cultura debe ser social (no puede decirse popular, que suena a facha) y todo eso, la horizontalidad frente a la verticalidad, la implicación de los habitantes del lugar, dejar a un lado a los expertos arqueólogos y sus caprichosos estudiantes que sólo venían a conseguir créditos para la carrera, conseguir que el yacimiento sea como el resurgir de la campiña a través de su explotación y puesta en valor
con un sinfín de puestos de trabajo para todos los sectores
en fin, un delirio de grandeza que contrastaba con las desafortunadas actuaciones de reconstrucción y consolidación donde se pierden los millones de euros y además las ganas de echarle unas fotos al yacimiento, porque mira que ha quedado horroroso el hormigón blanquecino derramado sobre las piedras milenarias como si fuera una crema pastelera que todo lo camufla, y los lienzos de hormigón armado simulando el recorrido de la antigua muralla musulmana
en fin, no sigo que me sofoco
Nicolás dice:
pues menos mal que el arroz estaba comestible
bueno, voy a cambiar el tercio porque estoy viendo que vas por un camino más peligroso que el que han abierto los arqueólogos funcionarios
Andrés dice:
y de sonetos cómo andas?
Nicolás dice:
el último salió anteayer, dese usted una vuelta por La Girola ,que yo he leído tu Pigmalión
Andrés dice:
está volteada y con responso, vuesa merced
Andrés dice:
no sé si conoces el mito de pigmalión que lleva hasta my fair lady
Nicolás dice:
algo me suena, pero estoy dispuesto a aprender
yo este verano me he leído todo Alatriste, un par de Muñoz Molina (sí, es posible leer al de Cartagena y al de Úbeda en el mismo verano) y alguno más, pero cuando empieza el curso… la escuela, mis padres, mis hijos y la girola no me dejan tiempo
Andrés dice:
bueno, mi A. me pide su ración de papas y huevos, así que voy a ponerme a mondar patatas y batir huevos como Alatriste esgrime su toledana y su vizcaína
Nicolás dice:
pues ten cuidado, no confundas patatas con herejes
Andrés dice:
demos gracias a Colón, por el nuevo continente, que patatas a mis dientes …
termina tu el consonante que a mí me da la risa
Nicolás dice:
prefiero guardar silencio, quede con Dios vuesa merced
Andrés dice:
a vuesa merced guarde muchos años

8 de noviembre de 2009

26 diciembre, 2011

El limbo

Filed under: Diálogos en pretérito fraterno — Nicolás Doncel Villegas @ 17:03

Andrés dice:

yo he estado en esa línea toda mi vida pero ahora ya empiezo a tomar ciertas mínimas decisiones,  porque no es la línea entre el bien y el mal lo que se decide, que esa línea siempre está de alguna manera en las dos Españas separando, sino que el hecho de posicionarse en determinados problemas te da una perspectiva y te obliga a estar en un lugar, no seguir flotando en el limbo del justo medio que nunca ha existido

Nicolás dice:

Disiento, el limbo existe, yo estoy muchas veces en él y es como estar en el paraíso pero sin necesidad de estar haciendo constantemente el bien

Andrés dice:

lo que digo que no existe es el justo medio, lo del limbo se lo dejo a los que rezan, y ya ni eso me parece

Nicolás dice:

es que lo han hecho desaparecer, como le han quitado a Plutón el rango de planeta y me tienen desconcertado

pero hay veces que el justo medio se puede encontrar, ya lo decía ¿San Agustín o Santo Tomas?: en el centro está la virtud

o Adolfo Suárez, no sé

Andrés dice:

y no es el justo medio un sustituto de la verdad absoluta que esgrimen los dogmáticos?

es decir, como no soy ni así ni asao porque me parece caer en el fanatismo o en el dogmatismo o la radicalidad o el fariseísmo, me planto aquí en mitad de la nada para dictar sentencia sobre lo que los demás no aciertan creyendo ser sabios

Nicolás dice:

vale, puede ser metadona; pero no es heroína adulterada

Andrés dice:

el problema es que me da la impresión de que los que buscan el centro siempre se escoran a la derecha tarde o temprano, porque la ideología política como las creencias religiosas, como las tendencias artísticas sólo son pálidos reflejos parcelados de lo que viene siendo la vida,

‘lo que viene siendo’, cómo odio esta frase

Nicolás dice:

políticamente? la derecha y la izquierda…

yo no busco el centro, busco que la sangre no me salpique en disputas guerracivilistas de poca monta

además,  ya no me quedan adoquines que levantar, no creo ni en derechistas gurtelianos que siguen forrándose como siempre ni en sindicalistas que cenan en el Bulli

ya sólo creo en el fútbol de toque

 

1 de noviembre de 2.009

22 diciembre, 2011

La dignidad

Filed under: Diálogos en pretérito fraterno — Nicolás Doncel Villegas @ 16:48

Nicolás dice:

vamos a ver, yo no tengo claro lo que se puede hacer con los adolescentes entre los 14 y los 18 años, pero hacer la enseñanza obligatoria hasta ciertas edades me parece peligroso

Andrés dice:

yo creo que es otro paso más en la línea anterior: más población titulada en títulos pero peor formada,

ellos nos dicen que hay que titular y titular como sea con la boca pequeña, mientras ante el pueblo se habla de calidad de enseñanza, de una apuesta fuerte por la educación, de ordenadores para cada alumno/a, etc.

Nos ofrecen planes de calidad y carácter de autoridad, mientras los niveles caen en picado y nuestra autoestima está ya por los suelos, pero, a pesar de todo esto, a mí quizás me venga bien lo de los 18 años, porque posiblemente refuerce la educación permanente de adultos, que se está convirtiendo en una válvula de escape del fracaso de la ESO y ahora también del Bachillerato porque los Ciclos Formativos no funcionan todo lo bien que esperaban

Nicolás dice:

es que el gran fracaso está ahí, creo, los ciclos formativos deberían funcionar y desde siempre la formación profesional no ha funcionado. Además yo soy anti LOGSE desde que comenzó, y con todas las variantes y añadidos que han venido después, todas las Loes, Leas… no me gusta el bachillerato de dos años, no me gusta la secundaria, los sistemas de promoción, la distribución de horarios en primaria

pero… es lo que hay y con ello sobrevivo

y cada vez me cae peor la expresión “en los países de nuestro entorno”, en otros países de nuestro entorno me imagino que habrá otros sistemas y en otros que no sean de nuestro entorno también

además el viernes, estuvimos hablando del tema y lo que no se puede es acabar con dieciocho año, y si se repite… con 20 o 21, podemos tener padres en enseñanza obligatoria y a sus hijos en infantil

y yo preferiría que todas las tutorías tuvieran un tutor,  y que no fueran los especialistas los que fueran tutores en las horas que les quedan “libres”, y que los demás no tuviéramos que ir a sustituir y dejar los refuerzos educativos o que varios cursos no tengan múltiples maestros y un tutor que está una hora diaria… Pero es lo que hay, y peor que se va a poner, creo.

Andrés dice:

sí, pero es más barato regalar ordenadores que dar puestos de trabajos,

también hay motivos para alegrarse, tantos como los que puedes encontrar para quejarte, según tengas el día

Nicolás dice:

en los institutos siempre dice la leyenda que es peor, que sois más complicados

Andrés dice:

lo que somos es más interesados, la idea de funcionariado y la de la licenciatura la llevamos en la sangre a veces como si fuéramos dioses, nos sobra la autoestima, cuando nos han quitado hace ya mucho la dignidad

Nicolás dice:

hombre, tampoco es para tanto, la autoestima es como el nivel de aceite de los coches: hay que hacérsela mirar de vez en cuando, y si es cierto  que algunos sí sobrepasan el límite hay quien todavía hace de la modestia virtud, en cuanto a la dignidad de la que hablamos me parece más un valor colectivo que entre todos estamos malvendiendo

Andrés dice:

exactamente, el problema es que ni siquiera nos la están pagando, en fin, es un tema que siempre te lleva hacia el pesimismo porque cada pequeña reforma que hacen, va justo en el sentido opuesto de lo que queremos los docentes, todo es un puro remiendo de una ley que no intenta construir una realidad sino adaptarse a ella, sin darle solución a los problemas de fondo

Nicolás dice:

hay gente que está a gusto con todo lo que les viene

Andrés dice:

sí, hay gente pa´tó, como decía Belmonte, hay una verdadera legión de fieles globalistas y curriculistas integracionales, que dan miedo, coros y comparsas de la beatitud de los psicopedagogos trasnochados de Torretriana. Y además está esa capacidad dogmática y persecutoria contra todo lo políticamente incorrecto, esa nueva inquisición que persigue lo mismo a un fumador que a quien se resista al doble género morfológico en cualquier intervención pública/o

 

1 de noviembre de 2.009

8 diciembre, 2011

Septiembre

Filed under: Diálogos en pretérito fraterno — Nicolás Doncel Villegas @ 10:41

Nicolás dice:

pues luego tienes que hacer una reflexión sobre resoluciones de conflictos para quedar inmune a todo

Andrés dice:

no está en mi agenda semejante…

de hecho, no tengo agenda, y si la tengo, no recuerdo dónde la dejé…muy buena la entrega de hoy de las perlas, por cierto

Nicolás dice:

simplezas de maestro viejo

Andrés dice:

estamos intentando codificar la realidad, mientras ésta se ríe a carcajadas de nosotros, los encorsetadores infaustos

Nicolás dice:

a mi me cuesta muchas veces saber si lo que estoy viendo u oyendo es la realidad, no sé si está codificada o en proceso de ello, de verdad, que me hago un lío, y los claustros son el escenario -como se dice ahora- donde más pierdo esa visión

Andrés dice:

hoy me llamó mi ínclito compañero L, del que te he hablado en alguna ocasión, para decirme sorprendido que acababa de enterarse de que el curso comenzaba el 15

en fin, bendita ignorancia de leguleyo

Nicolás dice:

y cómo ha conseguido no enterarse hasta hoy?

Andrés dice:

así es L, todos suplicamos al Altísimo que se jubile pronto, pero el Altísimo está tan arriba que no nos oye

Nicolás dice:

no!, ese hombre debe ser una joya!

yo pienso que entre vosotros se dan ejemplares más raros, entre los maestros no hay tantas especies raras

te dejo que toca cenar

Andrés dice:

Vale, nosotros también vamos a tomar un ligero refrigerio, hermano Nicolás, que están tocando vísperas

Nicolás dice:

y hay que recogerse pronto cada cual en su celda

Andrés dice:

para estar preparados para maitines

 

13 de septiembre de 2.009

 

PS. Los septembrinos son días enclaustrados que rara vez se asoman al siglo. Y cuando tal acontece es para huir de la marabunta que asola solares escolares. Son, también, hacedores de reuniones en las que alguno sale del armario porque ya no queda sitio donde guardar las cajas de la mudanza. Aunque siempre queda algún momento para pedalear cuando el verano acaba y patear los balones recién estrenados.

14 noviembre, 2011

Los símbolos

Filed under: Diálogos en pretérito fraterno — Nicolás Doncel Villegas @ 23:19

Andrés dice:

ya he leído tu soneto y las perlas

Nicolás dice:

pues yo tu “atmosfera” praguense -¿se dice así?- que lo invade todo

Andrés dice:

sí, la verdad es que es una ciudad que me ha impresionado. París es hermosa, pero desmesurada, Praga tiene una dimensión más humana, como Florencia. Lo que más me ha afectado es precisamente esa atmósfera que tú dices, muy kafkiana realmente

Nicolás dice:

en cuanto a mi soneto y mis perlas, pues realismo puro y duro

Andrés dice:

pero ¿no estás llevando al límite lo de tu cruzada contra las féminas?

Nicolás dice:

es más “pose literaria” que realidad, o no, que diría el otro, pero es que marca mucho estar rodeado constantemente de mujeres, y sobre todo me causa desconcierto porque voy del sentir femenino, digamos tradicional, al de las nuevas feministas avasalladoras

Andrés dice:

es la época que nos ha tocado vivir

Nicolás dice:

si hubiera más homogeneidad no lo notaría tanto pero el otro día estábamos cinco maestros y treinta y cinco maestras. Los tres más viejos nos sentamos juntos en el claustro y colocamos delante un cartelito con la leyenda: especie protegida en peligro de extinción, pero vamos, que lo llevo bien

Andrés dice:

lo que no comparto es eso de que te metas en el grupo de los viejos

Nicolás dice:

pues es de ley natural,  lo de la edad es pura estadística: de los cuarenta que estamos seré el quinto o sexto con más experiencia vital

Andrés dice:

ya pero entre todas las mujeres, como decía el rezo, habrá también personas sensatas, quiero decir

Nicolás dice:

pues sí que hay bastante sensatez en algunas, a ratos y según a lo que huela el aire

Andrés dice:

y tampoco entiendo muy bien tu defensa de los símbolos religiosos como una tradición a mantener

yo no quiero más imanes que aquellos con los que jugaba en la infancia, pero nuestros curas, aunque hayan evolucionado, siguen estando muy polarizados y su atracción no me resulta atractiva

Nicolás dice:

lo de los símbolos religiosos me da igual, pero si en una clase hay pleno católico, apostólico y romano

¿por qué no dejar los crucifijos y las vírgenes?, siempre pueden ayudar, como el conserje vecino que voy a tener este curso

Andrés dice:

para encomendarte a ellos?

Nicolás dice:

claro, pide y se te concederá, no dijo “alguien” eso?

Andrés dice:

alguien lo diría, le preguntaré a Mel Gibson

Nicolás dice:

si un día, llega el imán, el rabino o Nell Flanders, pues bienvenidos sean también

Andrés dice:

podrían hacer un curso interdisciplinar de convivencia de religiones: todas iguales, todas distintas, el opio del pueblo

Nicolás dice:

habría que invitar a los laizantes, agnósticos de media jornada…

Andrés dice:

eso, y algún que otro ateo y darwinista revenido, yo también soy muy polemista, según dicen, unas veces defiendo un argumento, y otras el contrario pero es que me fastidian los de la Verdad en la boca y la Razón en la mano y, sobre todo, me aburren los que tienen ideales, que se convierten en axiomas y por fin en dogmas de fe, así que te entiendo; lo cierto es que a mí me preocupa más el color del zócalo que el crucifijo o no en la pared

Nicolás dice:

hombre, dónde va a parar

 

 

4 de septiembre de 2.009

Página siguiente »

El tema Rubric. Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 82 seguidores

%d personas les gusta esto: